Esquema Artículo

Rojo-Esquema-ArticulosIntroducción

Verde-Esquema-ArticulosDesarrollo

Negro-Esquema-ArticulosImportante

Naranja-Esquema-ArticulosConclusiones

Morado-Esquema-ArticulosReferencias

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible pueden ser aplicados más eficazmente gracias a la Economía del Bien Común.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible son 17 metas aprobadas en 2015 por la ONU. Con el objetivo de construir un mundo mejor, la Asamblea de este organismo internacional adoptó la denominada  Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. Desde entonces, estos objetivos representan un mandato inexcusable para cualquier país.

Pero, ¿qué son en realidad los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)? Pues son, simple y llanamente, un llamamiento. Un llamamiento a todas las personas, colectivos, instituciones y organizaciones que habitan este mundo. Un llamamiento para poner fin a la probreza, para proteger el planeta y asegurar la paz y la prosperidad universales.

Como puede verse en la imagen superior, cada ODS se identifica con un número, un color y un icono distinto. A su vez, los objetivos generales se concretan en 169 metas con una extensión y contenido variables. ¿Un ejemplo práctico? Una meta del Objetivo 10 (reducción de las desigualdades en y entre los países) es facilitar la migración y la movilidad ordenadas, seguras, regulares y responsables de las personas (meta 10.7).

Los ODS se agrupan en 17 objetivos generales y 169 metas aprobados por la ONU para lograr un mundo mejor. Suponen un llamamiento para todos los países, organizaciones, instituciones y seres humanos. Pero la forma para alcanzarlos depende de cada Administración y de la sociedad civil de cada país.

A pesar de la precisión de la Agenda 2030, lo cierto es que no se han aprobado herramientas concretas que sirvan para su adecuada implementación. Un reciente seminario, organizado por el Colegio de Economistas de Madrid, señaló que no existen instrucciones concretas para la ejecución de los ODS. Las diferencias políticas, sociales, económicas y culturales entre los países justifica que la ONU haya establecido unos objetivos y unas metas, pero no los instrumentos concretos para su desarrollo.

Esta afirmación tiene importantes consecuencias. ¿Por qué? Recientes comunicaciones en prensa alertan que España no está cumpliendo adecuadamente con la Agenda 2030. Así, en el reciente informe titulado Índice ODS 2018, nuestro país se coloca en un discreto puesto 25 en la clasificación mundial de cumplimiento de los ODS. Periódicamente, este índice documentará los avances y retrocesos en la aplicación de la Agenda 2030.

SIn embargo, sí existen metodologías que permiten abordar el cumplimiento de los ODS. La Economía del Bien Común es una de ellas. Este movimiento (cuyo acrónimo es EBC) surgió en el año 2010 a partir de un grupo de empresas socialmente responsables. Su objetivo es demostrar que se puede formular un modelo económico alternativo al sistema actual. Un modelo en el que el éxito no se mida por el afán de lucro, sino por la contribución al bien común.

Para ello, cuenta con una sólida formulación teórica y con un movimiento social de alcance internacional. Además, dispone de varias herramientas prácticas que permiten comprobar la contribución al bienestar de la sociedad por una empresa o por un ayuntamiento. Entre las más destacadas se encuentran el Balance del Bien Común y el Índice del Bien Común.

El Balance del Bien Común es una herramienta para medir la contribución al bien común de una persona, organización, comunidad o municipio. Se basa en una matriz que incluye los grupos de interés más relevantes y un conjunto de cuatro valores universalmente reconocidos. En su versión actual (Matriz del Bien Común 5.0), incluye veinte casillas con las que se pueden estudiar aspectos concretos sobre el funcionamiento de la organización.

El movimiento EBC se ha interesado especialmente por promover el cumplimiento de los ODS. En 2017, la fundación cívica Novessendes impulsó y ejecutó la campaña de sensibilización “Los ODS, más cerca gracias a la Economía del Bien Común”. Este programa de sensibilización fue financiado por la Generalitat Valenciana y contó con la colaboración de la asociación valenciana para el fomento de la EBC y la Universitat Jaume I. El programa de actividades (disponible en la url www.futursostenible.org) tuvo como objetivo fundamental “la promoción de una conciencia de ciudadanía global en la sociedad valenciana en general comprometida con el cumplimiento de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030”.

Muy recientemente, Matthias Kasper ha elaborado un detallado cuadro que vincula la matriz del bien común con los ODS (Kasper, 2018: 46). Precisamente, la imagen de portada de este post incluye una adaptación traducida de la tabla de este investigador alemán. Su repercusión ha sido tal que los profesores Giesenbauer y Müller-Christ lo han incluido en un influyente informe en el que se reconoce la idoneidad de la EBC para cumplir la Agenda 2030 en Alemania.

Todos estos motivos nos llevan a afirmar que la verificación  de los indicadores previstos en el Balance del Bien Común por una empresa o un ayuntamiento supone un cumplimiento efectivo de un objetivo o de una meta incluidos en la Agenda 2030.

La Economía del Bien Común es un movimiento de alcance internacional y en constante evolución. Plantea de manera ilusionante un nuevo modelo económico inspirado en el cumplimiento de los derechos humanos y en un comportamiento ético de las personas y las organizaciones.

La Economía del Bien Común supone una ventaja adicional como instrumento adecuado para lograr el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En consecuencia,  a través del Balance del Bien Común una organización o ayuntamiento estará cumpliendo dos finalidades muy relacionadas entre sí. Por un lado, estará verificando de manera rigurosa el grado de contribución al bienestar general en su entorno más cercano. Por otro, estará participando activamente en la aplicación de metas u objetivos de los ODS.

Por último, si deseas más información sobre cómo la Economía del Bien Común tu organización puede mejorar el cumplimiento de los ODS, desde Cooperacción te podemos ayudar. Contacta a través de la página web o de nuestras redes sociales y te explicaremos cómo.

Referencias y bibliografía

El equipo de Cooperacción

El equipo de Cooperacción

Procesos que Transforman...

 
 

Somos un equipo multidisciplinar asociado a la cooperativa de impulso empresarial Smart Ibérica. Aunamos diferentes saberes y enfoques provenientes de la pedagogía, el derecho, la sociología y la empresa. Hemos colaborado en diferentes proyectos para empresas de consultoría, administraciones públicas, universidades y asociaciones sin ánimo de lucro...

Comparte en tus redes sociales

“Lo mejor que podemos hacer por otro no es sólo compartir con él nuestras riquezas, sino mostrarle las suyas”

(Benjamin Disraeli)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies,

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This